El Andurrial


Homenaje a los caídos
abril 30, 2007, 2:04 pm
Filed under: Ejercito, FARC, Homenaje

Gracias a los héroes de la patria que diariamente se enfrentan a nuestro peor verdugo.

 

Colombiano no le entregues tu país a las FARC.

Anuncios


Del indiscutible amor e interés de las FARC hacia una Colombia mejor
abril 29, 2007, 2:03 pm
Filed under: FARC

Esta semana se cumplen cinco años de la masacre de Bojayá, Chocó. Uno de los eventos más espantosos, si no el más, en la historia de Colombia. Ya todos conocen la historia del pueblo que se encontró en la mitad del fuego cruzado y buscó refugio en la iglesia; iglesia que fue luego carbonizada, con personas adentro, debido a un cilindro lanzado por las FARC.

Hace poco las FARC publicaron lo siguiente en su página web:

Nada distinto a violencia e injusticia puede esperar del Estado el pueblo del Chocó. La solución nunca vendrá de arriba. Está en manos de los propios chocoanos. No hay mejor medio de alcanzar la Libertad que luchar por ella, nos dice el Libertador Simón Bolívar. Y al Chocó le llegó la hora de la pelea por su dignidad, de buscar en su organización y lucha, los derechos conculcados y la justicia social que le ha sido negada por siglos.

El Movimiento Bolivariano, que es amplio y clandestino, convoca a los afro-descendientes y a los pueblos indígenas todos del Chocó a empuñar la tricolor bandera de lucha por la Nueva Colombia y por el nuevo poder.”

Cinismo en su máxima expresión.

Sin embargo aún hay gente que defiende las causas “justas” de estos grupos subversivos. Sin embargo aun hay partidos políticos que no desprecian a estos grupos. Sin embargo aún se ven banderas de estos grupos en las universidades. Sin embargo aún hay quienes piensan que el peor enemigo de Colombia es Bush. Sin embargo aún hay quienes creen que las guerrillas fueron nobles en algún momento; ellos no entienden que las guerrillas fueron, son y serán siempre las mismas. Su lucha por el poder no ha tenido, ni tendrá, límites…



Criando Cuervos
abril 27, 2007, 12:02 am
Filed under: Izquierda latino americana, Oposición, PDA

Robledo llamó a todos los fieles seguidores del PDA a manifestarse contra el Imperio.

Un buen número de ellos lo hicieron quemando banderas de los Estados Unidos. Esto es una ofensa contra todo un país, no se puede decir que se quema una bandera en protesta contra el actual gobierno.

banderita.jpg

Después fueron a Estados Unidos a quejarse con los demócratas y Al Gore les comió cuento. No en vano en Estados Unidos hay quienes tienen esta imagen de Gore.

 

gore_loves_the_terrorists_image1.jpg

 

Albert, cría cuervos y te sacarán los ojos.
Aclaración: La segunda foto no pretende comparar a los del Polo con terroristas árabes, solo pretende mostrar a Al Gore siendo mangoneado.



Oposición Destructiva
abril 26, 2007, 12:43 am
Filed under: Oposición, PDA, Petro

Editorial de Portafolio del día Jueves 26 de Abril de 2007.
Claro y acertado

Mucho daño le está causando al país el Polo Democrático. Diversas actuaciones de dirigentes de ese partido, en especial del senador Gustavo Petro, han debilitado sin justificación alguna- la imagen de Colombia en el exterior y la posibilidad de que el Congreso de Estados Unidos apruebe un Tratado de Libre Comercio que le brindaría a Colombia muy buenas oportunidades para crear empleos, conseguir divisas y aumentar recaudos tributarios con destino a la inversión social.

El Polo Democrático no está ejerciendo una oposición sensata. En lugar de criticar con buenos argumentos las debilidades de la Administración Uribe, tarea que siempre debe hacer una oposición inteligente y constructiva, se ha dedicado a tratar de enlodar al Primer Mandatario y a empantanar o eliminar sus buenas iniciativas.

Es importante que los ciudadanos tomen plena conciencia de la agenda destructiva del Polo Democrático para que escojan bien a la hora de elegir a sus representantes, y no apoyen a quienes se dedican a calumniar en vez de contribuir con altura a debates enriquecedores.



Es que los gringos son más bonitos
abril 25, 2007, 10:04 pm
Filed under: burradas latinoamericanas, Izquierda latino americana, Oposición, PDA

Este post no busca criticar ni defender la actual propuesta del TLC. Pretende ser una crítica a la actitud, no revelada, de la mayoría de opositores a un eventual TLC.

tigre.jpg

ballena.jpg

cari-tlc-crcriticaop05hum.jpg

url.gif

Cada vez que veo este tipo de caricaturas me hago la misma pregunta ¿Por qué carajos tanto complejo de inferioridad? Es que vean en cada una al gringo bonito, bien vestido, zapatos lustrados; mejor dicho, impecable. Mientras el colombiano ahí un enclenque feo, débil y con pinta de burro.

Así nos han educado en Colombia. Nos metieron la idea de que no podemos competir con los gringos o europeos porque ellos son “mejores”. Y eso es lo que está en la cabeza de muchos cuando critican el TLC. Son como un mal equipo de fútbol que lo ponen a jugar contra uno mejor y desde antes de empezar ya están haciendo pucheros y diciendo que el partido está perdido; escondiéndose bajo las faldas del técnico y divulgando la injusticia de tener que jugar contra alguien “mejor”. Todos estos lloriqueos surgen porque en latino América nos acostumbramos a que el Estado sea nuestro papito, el Estado nos debe proteger y cuidar como a niños menores de edad.

En muchos casos esto ha logrado propagar la mediocridad de los colombianos, la industria no siente la necesidad de mejorar sus productos; pues el estado no va a dejar que nadie le compita. ¿Se acuerdan de la famosa campaña de “colombiano compra colombiano”? Que campaña tan lamentable, en el fondo el mensaje es el siguiente: compre colombiano, si ya sabemos que los productos no son tan buenos; pero pues hágalo por caridad no ve que la persona que desarrolló ese producto es colombiana y no puede hacerlo mejor que un gringo. Pues yo personalmente me rehúso a apoyar esa vagabundería, compro y seguiré comprando lo que más me satisfaga y muchas de las veces lo que más me satisface termina siendo un producto colombiano.

Es que los que tanto critican a los gringos pareciese que tuvieran un complejo de inferioridad o que jamás hubieran conocido a un mono de estos. A Estados Unidos las cosas no le cayeron del cielo un día.

Ojala hubiera más empresarios sedientos por desarrollar un buen producto y ampliar el mercado y menos “revolucionarios” sedientos por apoyar el subdesarrollo y la vagabundería. Es cierto que abrirse al mundo puede traer unos años de inestabilidad mientras se absorben ciertos shocks; pero es aun más cierto aun que no hacerlo nos seguirá dejando cada día un poco más atrás.

Pd. Sigan apoyando que no lleguen bancos extranjeros para que nuestro amigo Sarmiento nos siga metiendo la mano y le siga importando un carajo que tengamos que hacer filas por horas. Vuelvo y digo; un país que cierra sus puertas no mejora.

Las caricaturas fueron tomadas de: http://amlat.oneworld.net, http://historia.fcs.ucr.ac.cr, http://historia.fcs.ucr.ac.cr, http://eduvirtual.unisangil.edu.co



El polvo blanco y el oro negro
abril 22, 2007, 10:45 am
Filed under: Izquierda latino americana

Por Jaime Ruiz (invitado)


Antes de que el narcotráfico se enseñoreara de la sociedad colombiana hubo una clara hegemonía ideológica del sistema de valores que le permitiría imponerse. Para la inmensa mayoría de los colombianos educados en los años sesenta y setenta, el bienestar del país debía provenir de un precio «justo» de las materias primas que los estadounidenses nos «robaban» (por no haber gobiernos «dignos» que «lucharan» por el pueblo).

Ese discurso sigue siendo el que predomina en los sectores sociales que se conocen como izquierda democrática, tanto en sus organizaciones armadas como en las que operan dentro de la legalidad, que en algunos textos característicos son por completo indistinguibles, como en este escrito de William Ospina. (Se recomienda en especial, caso de que se siga el enlace, las alusiones a Chávez para ver el sentido rentista del discurso de esa facción). Lo que permitió el narcotráfico, es decir, que muchas personas se dedicaran a una industria criminal cuya rentabilidad se basa en la ilegalidad y el peligro, fue esa sensación generalizada de agravio respecto a la gente de los países desarrollados. Lo que hacía justificable ese rencor era el supuesto robo de los recursos naturales.

Y el problema es el sobreentendido que va dentro y que sólo con mucha obstinación se descubre. Salvador de Madariaga decía que en Bolívar coexistían la arrogancia del conquistador y el resentimiento del conquistado. Eso parece darse en casi todos los latinoamericanos. El sobreentendido no se nota porque, según las rutinas católicas en que viven los colombianos, la sed de justicia del pobre parece la manifestación misma del bien. No se ve que también hay un valor propio de los criollos y de los castellanos viejos: que no hace falta trabajar.

Coca y petróleo tienen eso en común, que el trabajo es mínimo en comparación con la rentabilidad. En el caso del mineral porque está en el territorio dominado por un Estado; en el de la droga, porque la prohibición multiplica el precio. Y cuando se piensa en la decadencia de un país como Irak se encuentra precisamente eso: la caída de la gallina de los huevos de oro en manos de una banda mafiosa eficazmente organizada. Sin esa riqueza Irak habría sufrido muchísimo menos. Y no menciono a Venezuela porque ese país aún no ha vivido completo su viacrucis.

Porque esas fuentes de riqueza sólo sirven para hacer más poderoso al que vive de la fuerza, del asesinato, del terror, del control paranoico, respecto del que trabaja. En última instancia la izquierda democrática es el partido de los que viven de rentas y las obtienen gracias a sus conexiones, es decir, gracias a su origen social. La organización que les provee esas rentas se puede llamar izquierda democrática como en Colombia o Estado bolivariano como en Venezuela, en uno y otro caso de lo que se trata es de repartir entre unos pocos el botín petrolero y de conservar el dominio de la máquina estatal para asegurarse esos ingresos.

Por eso es ocioso desesperarse ante Chávez y atribuirle singularidades psicológicas: fatalmente el petróleo cae en manos de mafiosos. Y por eso es inconcebible una renovación real de Colombia sin hacer frente a ese discurso de la educación pública: Colombia necesita que su población trabajadora pese más en la economía que la suma de petróleo y cocaína. Por eso es tan necesario que el gobierno implante medidas que favorezcan la creación y expansión de las empresas y la contratación laboral, porque los países realmente ricos y respetados son aquellos que no tienen otras fuentes milagrosas de renta que el trabajo concienzudo de su población: Japón, Corea del Sur, Suiza.

Ésa es la diferencia entre la población que muestra benevolencia ante el gobierno de Uribe y la minoría que quiere que se dé poder a los secuestradores. Entre la derecha y la izquierda democrática. En el primer grupo está la gente que no tiene contactos para conseguir empleos estatales y que no ha encontrado otra fuente de ingreso que el trabajo. En el segundo están los legalizadores que extrañamente se olvidan de que el programa de su partido exige que se necocien las leyes con una organización de narcotraficantes, como lo es las FARC.



Amanecerá y veremos
abril 21, 2007, 7:17 pm
Filed under: Doble moral en Colombia, FARC, Oposición, paramilitarismo, Petro

Un aparte de la columna de Humberto de la Calle en El Espectador.

“Si, por ventura, llegamos a tener a la vuelta de la esquina una paz definitiva con el Eln a condición de una amnistía total, ¿qué dirá la opinión pública? Pero sobre todo, ¿qué dirá la izquierda que hoy critica la Ley de Justicia y Paz por considerarla una farsa destinada simplemente a lavar la cara de los delitos de lesa humanidad cometidos por los paras? Si esto llegara a ocurrir, el Gobierno habrá puesto en jaque mate a sus críticos de hoy. Porque les será difícil justificar que una ley que consideran débil y tolerante frente a las Auc deba ser superada por insuficiente cuando se trata de juzgar a los guerrilleros. A no ser que afirmen que hay una violencia buena, la de la guerrilla y una mala, la de los ‘paras’. Y el costo político de esta afirmación será enorme.

Hasta el gobierno de Uribe el país se había cuidado de mantener una categorización diferente para las autodefensas y la guerrilla: delincuencia común las primeras, a las cuales sólo se les ofrecía una política de sometimiento, y delincuencia política la segunda, dejando en el horizonte la posibilidad del perdón total. Hoy, sobre todo para la gente de menos de 40 años de edad, todos los violentos son iguales. Este es el pensamiento actual de la mayoría de los colombianos, fatigados con las atrocidades de una guerrilla que ha violado los más audaces códigos revolucionarios.”

Muy buena columna, cosa rara por estos días. Sin duda alguna el país debe empezar a tomar conciencia y catalogar tanto a paras como a guerrillas de criminales sin importar sus motivos. Lo más interesante será ver la reacción de Piedad Córdoba, Petro, Carlos Gaviria y cia. cuando el momento se acerque. ¿Será que en ese momento pelarán el cobre y todo el mundo se dará cuenta de esa luna de miel que tienen con las guerrillas? ¿O por el contrario tomarán una posición más discreta y traicionarán a sus amigos en aras de que el PDA no sea derrotado políticamente?

Amanecerá y veremos.