El Andurrial


Que fácil se engaña a un colombiano…
agosto 27, 2007, 9:44 am
Filed under: FARC, Izquierda latino americana, Oposición

Colombia está dividida y en la mitad se encuentran una cantidad de víctimas que han sido verdaderamente olvidadas. La división está entre quienes apoyan el intercambio humanitario y quienes lo rechazan, y las víctimas olvidadas son el resto de secuestrados que por no ser policías o políticos se han dejado en el olvido. Lo irónico es que quienes no hacen más que quejarse por la “rosca” que se maneja en el país (la izquierda) son los que más apoyan esta forma de injusticia que refleja la rosca con la que hay que lidiar en este desastre de país.

Que lindo decirle a los familiares de los secuestrados ‘no canjeables’; “señores familiares lo sentimos mucho; pero en el problema que ustedes tienen debido a su familiar secuestrado se encuentran solos; pues resulta que este no es ni político ni policía, mucha suerte…”

La lucha entre estos dos extremos ha sido de tales magnitudes que verdaderamente el país piensa que hay 40 secuestrados. Que belleza; pensarán muchos que cuando estos 40 vuelvan a sus casas en Colombia habremos erradicado de una vez por todas la infamia del secuestro, Bah!!! Esto es una mínima parte, la industria del secuestro mueve una cantidad de plata, los ‘canjeables’ no significan plata y precisamente por eso es que las FARC están supuestamente dispuestas a canjear; pues claramente no tienen ganas de canjear parte del lucrativo negocio.

Verdaderamente estoy a favor de un intercambio humanitario siempre y cuando se entreguen a TODOS los secuestrados, no a los que conforman la rosca. Pero mientras en este país la gente siga marchando por 40 y dejen en el olvido a los otros casi 3000; pues las esperanzas son pocas. Que vuelvan los 40 ‘canjeables’ a sus casas, excelente y de verdad nada más gratificante que ver de vuelta a un familiar después de un secuestro. Pero los que piensan que esto es una solución parece que fueran europeos.  Las FARC volverán a secuestrar a otro grupito de la selecta rosca y todo se va a repetir, mientras las familias de los otros secuestrados seguirán en el olvido. Definitivamente en Colombia pasa tanto que a la hora de la verdad no pasa nada…

Anuncios