El Andurrial


¿Qué es el terrorismo?
enero 11, 2008, 4:09 pm
Filed under: ELN, FARC

Según Wikipedia, sí ya sé que no es lo más apropiado citar de esta página, terrorismo es; “una sucesión de actos de violencia que se caracteriza por inducir terror en la población civil de forma premeditada.”

Según el diccionario de la Real Academia Española, terrorismo es:

1. m. Dominación por el terror.
2. m. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.

Según las Naciones Unidas:

“toda acción cuyo objetivo sea causar la muerte o graves daños físicos a civiles o no combatientes, cuando dicha acción tenga, por su índole o contexto, el propósito de intimidar a la población u obligar a un gobierno o una organización internacional a hacer o no hacer algo, no puede justificarse por ningún motivo y constituye un acto de terrorismo”.

¿Por qué entonces las FARC y el ELN no son grupos terroristas? Calificar a un grupo de terrorista no significa que no tenga objetivos políticos, simplemente califica la barbaridad de sus actos para conseguirlos. Si las FARC y el ELN quieren que no se les catalogue como terroristas, entonces deben dejar de realizar actos que amedrenten a la población civil. Así de simple. Que no se les vuelva a decir terroristas no significa que dejen de serlo…

Totalmente de acuerdo con lo que dijo Carlos Holguín Sardi: “Por supuesto la condición de terrorista no lo hace la calidad o el nombramiento como tal, sino los hechos que cometen.” Las FARC y el ELN no son grupos terroristas porque Uribe, la Unión Europea, o Mr. Bush lo digan.

A los que me van a atacar me les anticipo. Es cierto que en Colombia se ha practicado el terrorismo de estado. Por eso hay sentencias de tribunales tanto nacionales, como internacionales, que acusan al Estado. Por lo tanto, ¿así como se pide que se juzgue al estado colombiano por actos de terrorismo, no debe pedirse lo mismo respecto a estos grupos insurgentes?

Para los que no han entendido muy bien, acá tienen un silogismo que lo explica más claramente.

Premisa 1. Todo el que amedrenta a la población civil mediante el uso de la violencia (M) es terrorista (P).

Premisa 2. Las FARC y el ELN (S) amedrentan a la población civil mediante el uso de la violencia (M).

Conclusión. Las FARC y el ELN (S) son terroristas (P).

barbara.jpg



De todo un poco
noviembre 12, 2007, 1:45 pm
Filed under: Doble moral en Colombia, FARC, Izquierda latino americana, Oposición, PDA

1. El Polo Democrático es contundente a la hora de criticar la reelección de Uribe, lo cual no está mal. Pero resulta sospechoso que sea igual de contundente a la hora de apoyar la reelección indefinida de Chávez. A estos piscos alguien les debe enseñar lo que es una democracia, donde las leyes no se aplican de acuerdo a la afiliación política. Lo mismo les pasa cuando quieren total indulto y altos cargos para las FARC; pero los castigos más severos para las AUC.

2. El espectador logró publicar uno de los reportajes más asquerosos del año. Se titula “Coincidimos en muchas cosas” y pone de igual a igual a Íngrid Betancourt y a una guerrilla de las FARC presa. El artículo, entre letras, da a entender que es tan justo que los secuestrados regresen a sus casas, como lo es que lo hagan los presos de la guerrilla. Tratar de igualar a un preso de las FARC, a un delincuente, con un civil secuestrado es algo asqueroso. Y que la señora Yolanda Pulecio se preste para eso es una falta de respeto absurda hacia su hija y hacia todos los secuestrados, falta de respeto movida por el odio que le tiene a Uribe. Esto si fue la tapa de la descaro!  

3. Rodrigo Granda anda de camuflado por los montañas de Colombia. Una vez más se demuestra lo que pasa cuando el gobierno va fijando su agenda día a día. La improvisación de este gobierno también tiende a rayar con lo absurdo.

4. Cuándo carajos será que algún miembro del gobierno o de la oposición va a salir a defender a todos los secuestrados sin “status” político. En este país los que no son militares, políticos o extranjeros no valen…

5. Una belleza de foto. La camarada Piedad es premiada por sus amigos. Después de esta foto uno puede asumir dos cosas, o la senadora siente cierta simpatía hacía las FARC o carece de inteligencia y tacto político…

 

intercambiodelegacion2.jpg



¿Por qué?
septiembre 16, 2007, 11:30 pm
Filed under: FARC, Guerrilla

Está bien, es entendible que los periodistas se puedan reunir con guerrilleros y no estén obligados a dar su paradero. ¿Pero una senadora de la República?

En la noticia en la que El Tiempo publica esta foto, Raúl Reyes dice:

También reitera la determinación de las Farc de sacar adelante el acuerdo que permita la liberación de políticos, miembros de la fuerza pública y los tres estadounidenses, a cambio de cerca de 500 guerrilleros presos, entre los que ‘Reyes’ incluye a ‘Sonia’ y ‘Simón Trinidad’, hoy presos en Estados Unidos.”

MIERDAAA es que ya da hasta rabia!!! ¿Por qué carajos nadie les exige que devuelvan al resto de secuestrados? A los colombianos “de a pie” que no son ni políticos, ni gringos, ni miembros de la fuerza pública.

 

imagen-3725203-1.jpg

 

Se aburre uno de tanta porquería…



Que fácil se engaña a un colombiano…
agosto 27, 2007, 9:44 am
Filed under: FARC, Izquierda latino americana, Oposición

Colombia está dividida y en la mitad se encuentran una cantidad de víctimas que han sido verdaderamente olvidadas. La división está entre quienes apoyan el intercambio humanitario y quienes lo rechazan, y las víctimas olvidadas son el resto de secuestrados que por no ser policías o políticos se han dejado en el olvido. Lo irónico es que quienes no hacen más que quejarse por la “rosca” que se maneja en el país (la izquierda) son los que más apoyan esta forma de injusticia que refleja la rosca con la que hay que lidiar en este desastre de país.

Que lindo decirle a los familiares de los secuestrados ‘no canjeables’; “señores familiares lo sentimos mucho; pero en el problema que ustedes tienen debido a su familiar secuestrado se encuentran solos; pues resulta que este no es ni político ni policía, mucha suerte…”

La lucha entre estos dos extremos ha sido de tales magnitudes que verdaderamente el país piensa que hay 40 secuestrados. Que belleza; pensarán muchos que cuando estos 40 vuelvan a sus casas en Colombia habremos erradicado de una vez por todas la infamia del secuestro, Bah!!! Esto es una mínima parte, la industria del secuestro mueve una cantidad de plata, los ‘canjeables’ no significan plata y precisamente por eso es que las FARC están supuestamente dispuestas a canjear; pues claramente no tienen ganas de canjear parte del lucrativo negocio.

Verdaderamente estoy a favor de un intercambio humanitario siempre y cuando se entreguen a TODOS los secuestrados, no a los que conforman la rosca. Pero mientras en este país la gente siga marchando por 40 y dejen en el olvido a los otros casi 3000; pues las esperanzas son pocas. Que vuelvan los 40 ‘canjeables’ a sus casas, excelente y de verdad nada más gratificante que ver de vuelta a un familiar después de un secuestro. Pero los que piensan que esto es una solución parece que fueran europeos.  Las FARC volverán a secuestrar a otro grupito de la selecta rosca y todo se va a repetir, mientras las familias de los otros secuestrados seguirán en el olvido. Definitivamente en Colombia pasa tanto que a la hora de la verdad no pasa nada…



Nazis y FARC, asesinos del mismo costal
junio 4, 2007, 12:23 pm
Filed under: FARC

Así es como los asesinos a lo largo de la historia han mantenido a sus víctimas. Afortunadamente hoy en día resulta absurdo ver a alguien defendiendo el nazismo. ¿No va siendo hora de que también resulte absurdo defender a las FARC? 

Campo de concentración de las FARC en Colombia

  polic_as_secuestrados_farc.jpg

Líder

nacional-20040531-03.jpg  

   Campo de concentración Nazi en  Auschwitz, Polonia (1940 – 1945)

31_25.jpg

Líder

hitler.jpg



Decídete Colombia
mayo 26, 2007, 12:54 pm
Filed under: FARC

Los colombianos tienden a ser apresurados, facilistas y poco pacientes. Estos tres defectos han hecho que la solución del conflicto sea aun más complicada de lo que debería ser.

¿Por qué Colombia eligió a Pastrana? Porque prometió la paz negociada con las FARC. ¿Qué pasó? Que le mamaron gallo. En ese momento apareció Uribe diciendo que él le iba a “dar plomo” a la guerrilla y la iba a derrotar militarmente, por eso Colombia lo escogió. Cinco años después se han visto ciertos logros; pero no los que todos esperaban. ¿Qué esperaban? Acabar en cuatro años lo que se formó en más de cincuenta. Seguramente el presidente que sea elegido en el 2010 va a ser el que prometa esa paz con las FARC. La guerrilla le va a volver a mamar gallo y en el 2014 la gente buscará acabarlas militarmente.

Todo se vuelve un círculo vicioso alimentado por el desespero y el facilismo. Colombia entera debe asumir una política clara contra las FARC y poderla mantener por mucho más de cuatro u ocho años. Cualquier opción es mejor que andar saltando de opción en opción.

 

* Es indignante ver gente que se refiere al acuerdo humanitario como una solución al conflicto. La actitud pasiva del gobierno, la oposición y los medios, frente a TODOS los secuestrados es absolutamente lamentable. Este “acuerdo humanitario” cobija a más o menos el 2% de todos los secuestrados…



Farc 25, Estado 0
mayo 13, 2007, 11:09 pm
Filed under: FARC, Oposición, PDA

Por Jaime Ruiz (Invitado)

Las noticias que aparecen en la prensa sobre los asesinatos del último mes no podrían ser más expresivas de la doctrina con que se pretende encubrir el interés de los dueños y en fin de las castas oligárquicas en asegurarse una parte del poder gracias a una negociación política, para lo cual las guerrillas necesitan expandir su poder, es decir, matar a muchos soldados y policías.

Esto, siguiendo con esa doctrina, no tiene nada de reprobable sino que forma parte del conflicto. Si las familias de esos muchachos leyeran la prensa se encontrarían con la escueta definición: “¿Han muerto sus hijos?, son gajes del conflicto”.

Es importante recordar que se atribuye la especialización en el asesinato de miembros de las instituciones armadas como parte de una nueva estrategia orientada a buscar la salida de las FARC de la lista de organizaciones terroristas de la UE y para adquirir legitimidad. Por una parte lo que hacen es poner en práctica la doctrina de El Tiempo, que siempre ha aconsejado matar sólo militares y defiende las teorías según las cuales eso entra en el terreno de lo tolerado por el DIH.

Pero por la otra, lo más grave, la conducta del periódico es casi de aprobación: sólo hay condena cuando se generan escándalos por el asesinato de civiles, que es como cuando una madama protesta porque una de sus pupilas se enamoró de un cliente. Parece que el asesinato de soldados no pusiera en peligro a los civiles sino que se tratara de los resultados de un deporte ajeno y desagradable.

Más audaz y directo, el PDA publicó una declaración que es exactamente la labor de cobrar las masacres. Eso sí, lamentando las muertes, como toda persona educada tiene que hacer:

El Polo reitera y emplaza al gobierno y a la guerrilla para que exploren, ahora y para siempre, nuevos caminos que permitan transitar hacia una salida política negociada al conflicto, para el cual el acuerdo humanitario podría constituir el punto de partida.

Persistir en la guerra solo seguirá dejando pobreza, abandono y luto en los hogares colombianos.

Como si a usted lo atracan y usted trata de defenderse, siempre sale un ecuánime que exclama: “Dejen ya de peliar“. Con asombrosa brevedad el PDA muestra cuáles son sus pretensiones:

1. Que se acepte que “gobierno” y “FARC” son entidades comparables. “Se pide a las señoritas violadas evitar los arañazos en aras de una cópula placentera para parte y parte”. Es decir, tácitamente hay un reconocimiento de legitimidad a las FARC. ¿O no?

2. Los actos también son equivalentes. Sin presencia de soldados la exacción sería muchísimo mayor y también los asesinatos y secuestros que servirían para asegurar el poder, con lo que los soldados estaban allá porque el gobierno los mandó y el gobierno es tan responsable de su muerte como las FARC. Lo que tienen que hacer es negociar la paz, ni mandar a los soldados a impedir secuestros, vacunas, reclutamiento de niños, destrucción de infraestructura…, ni mandar a los niños a matar a los soldados. Paz, paz.

3. Pero ¿es que acaso el gobierno se niega a negociar? Negociar sin alto el fuego sólo es dar ventajas a las FARC para matar más y expandir su poder. Cuando se llama al gobierno y a las FARC a sentarse a negociar se está diciendo de forma subrepticia que la negociación debe ser como la pretenden las FARC, es decir, volver al Caguán. ¡A que nadie se acuerda de que el programa político del PDA es exactamente el mismo de las FARC!

4. El primer paso de esa renuncia a los logros de los últimos cinco años es naturalmente el intercambio de menos de 60 rehenes por 500 secuestradores, cosa a la que el gobierno nunca se ha negado. Lo “humanitario” es la exigencia de que se les permita volver a secuestrar gente. ¿No es lo que pide el PDA con las movilizaciones de familiares de secuestrados por el canje?

Es decir, Persistir en la guerra solo seguirá dejando pobreza, abandono y luto en los hogares colombianos, pero la única forma que tiene el gobierno de no persistir en la guerra es entregar de una vez el país a las FARC, pues los caminos que se piden para no persistir en la guerra extrañamente sólo sirven para que las FARC persistan.

Nietzsche hablaba de la inocencia del devenir. Hay algo de esos criminales que es como una fatalidad, como cuando las águilas se lanzan en picada a matar animalitos en lugar de alimentarse de pasto como el burro filósofo del ejemplo de Estanislao Zuleta. El problema no es que existan ellos ni que cuenten con tantos cómplices entusiastas y esperanzados en el botín, el problema es el silencio y la ambivalencia de la mayoría. Si la gente se atreviera a desaprobar eso la guerra duraría semanas y todos los guerrilleros que pudieran asegurarse unos cuantos millones desertarían.

Pero tanto la prensa como la izquierda democrática (es decir, el totalitarismo criminal, usando un lenguaje veraz) representan fuerzas poderosas en Colombia. La guerrilla sólo es el intento de hacer la guerra con los hijos ajenos, contando con la ventaja de que al expresar los valores profundos de la sociedad (esclavismo) no encontrarán resistencia. En los años del cambio de siglo hubo alrededor de diez secuestros diarios: el resultado de los respetables triunfos militares de los rebeldes en la década anterior.

Los que toleran esa visión de la prensa y del partido de los asesinos impunes son cómplices de los crímenes venideros. Pero a decir verdad son la mayoría.